Pasar al contenido principal

Insights de Cathay

Cómo aprovechar las tendencias de inmuebles comerciales para 2022

La pandemia de COVID-19 afectó a casi todas las industrias. El panorama de los inmuebles comerciales, en particular, cambió de manera drástica debido a que, de un día para otro, la fuerza laboral asumió un enfoque de “trabajar desde cualquier lugar”.

Algunos expertos opinan que el sector tendrá un gran repunte para el primer trimester de 2022. El Urban Land Institute, por ejemplo, predice que el volumen de las transacciones de inmuebles comerciales de EE. UU. superará los $500 mil millones este año, cifra que sobrepasa en más de $100 mil millones los promedios anteriores.

Los negocios de inmuebles comerciales o CRE han respondido de distintas formas. Un operador hotelero ubicado cerca de un hospital utilizó su propiedad para alojar a personal del hospital durante el pico de la pandemia, mientras que otro operador hotelero decidió cerrar las operaciones de hospedaje en su totalidad y convertir la propiedad en espacios de viviendas multifamiliares disponibles para rentarlas. De manera similar, un propietario de centros comerciales de la ciudad está transformando un antiguo centro comercial en una propiedad residencial de uso mixto con espacios para negocios minoristas.

Estas nuevas tendencias en los inmuebles comerciales están afectando a las constructoras, los propietarios y las empresas que rentan propiedades. Lo positivo de esta alteración es que, para aquellos con una fuerte tolerancia al riesgo, hay oportunidades adicionales en el área de los inmuebles comerciales este año y en el futuro próximo. Estas tendencias crean abundancia de nuevas oportunidades de inversión.

 

1. Enfoque renovado en la seguridad

Después de que más de un tercio de los proyectos de inmuebles comerciales se detuvieron a causa de la pandemia, las constructoras obviamente sufrieron las consecuencias. Los prestamistas y los inversionistas simplemente no se sentían cómodos prestando grandes cantidades de dinero en un entorno tan disruptivo y volátil, además del hecho de que el precio de las materias primas como la madera se dispararon, lo cual causó retrasos y cancelaciones de proyectos.

Aun así, con todos estos inconvenientes, el sector de las propiedades comerciales ha tenido cambios positivos. Sí, se necesita menos espacio en algunos edificios ya que los trabajadores siguen trabajando desde casa. Pero para las empresas que esperan que parte o la totalidad de su fuerza laboral regrese a las oficinas, hay una gran demanda de espacio de oficina con entornos altamente controlados que garanticen la seguridad. Los edificios independientes, por ejemplo, serán la elección preferida en comparación con los rascacielos.

 

2. Adaptación de las propiedades a diferentes necesidades

Los inmuebles comerciales como los centros comerciales, ciertos espacios minoristas y los espacios de oficina se vieron afectados por la pandemia. Los propietarios tuvieron que cambiar sus estrategias rápidamente debido a que los consumidores se pasaron al comercio electrónico y dejaron de visitar las tiendas minoristas.

Los desafíos a los que se enfrentan los inmuebles comerciales que alojan tiendas minoristas pueden significar nuevas oportunidades para inversionistas y propietarios. A medida que los minoristas buscan crear espacios seguros y abiertos para sus clientes, querrán diseños con espacios abiertos y buena circulación de aire. Los propietarios también pueden reutilizar sistemas de edificios existentes para crear monitoreo ambiental transparente e informes en tiempo real.

Dado que los empleados siguen exigiendo que se continúe usando el modelo híbrido inducido por la pandemia, los propietarios deben estar un paso por delante de esta tendencia. Algunos pueden aprovechar esta oportunidad para reducir su cartera de edificios de oficinas e invertir en propiedades multifamiliares en ciudades satélites y mercados suburbanos.

 

3. Aceptación de los diseños con espacios abiertos

Antes de la crisis, las organizaciones a menudo debían reorganizar el espacio de oficina para maximizar la densidad. Ahora, ocurre lo opuesto. Las empresas están buscando reducir sus objetivos de densidad, favoreciendo la idea de separar a las personas y permitir modelos de trabajo híbrido. La pandemia no erradicó por completo la necesidad del espacio de oficina; simplemente cambió la forma en que se usan los espacios de oficina.

A medida que evoluciona la forma en la que trabajamos, lo hacen también las necesidades de inmuebles comerciales de las empresas. Los inversionistas y propietarios que logren adaptarse a las necesidades cambiantes de sus inquilinos tendrán la oportunidad de explotar nuevas oportunidades e innovaciones en los cambiantes espacios de los inmuebles comerciales. La clave del éxito es comprender las maneras en que las necesidades de las empresas y los inquilinos han evolucionado como resultado de la pandemia, encontrar áreas de oportunidad y tomar acciones con base en estas tan rápido como sea posible.

Comuníquese con uno de nuestros especialistas en inmuebles comerciales para analizar cómo usted puede aprovechar estas recientes tendencias y tomar acciones con respecto a su plan.

Este artículo no constituye un asesoramiento legal, contable ni profesional de otro tipo. Aunque la información contenida en el presente pretende se precisa, Cathay Bank no asume responsabilidad por pérdidas o daños y perjuicios ocasionados por confiar en dicha información.

Share This Article:

Share
Social share image